¿ Qué son las hemorroides ?





Casi todas las personas tienen molestias alguna vez u otro por las hemorroides. Los estudios muestran que el 50 % de los habitantes de los EE.UU. – hombres y mujeres – sufren de  hemorroides a los 50 años de edad. La enfermedad consiste en que las venas internas del ano ( hemorroides internas ) o las venas alrededor del ano ( hemorroides externas ) se inflaman y se distienden. Dolor, irritación suelen ser los sintomas que normalmente se tratan desde casa, pero no solo estos, ya que pueden sangrar e infectarse, lo que provoca un tratamiento urgente llegando en algunos casos a las cirujia.

¿ Qué causa las hemorroides ?

Hay varias teorías acerca de la causa, incluyendo la ingesta insuficiente de fibra, estar mucho tiempo sentado en el inodoro, y crónico esfuerzo para tener una evacuación intestinal (esteñimiento). Ninguna de estas teorías tiene soporte experimental fuerte. El embarazo es una causa evidente de las hemorroides agrandadas aunque, de nuevo, la razón no está clara. Los tumores de la pelvis también causar el agrandamiento de las hemorroides pulsando sobre las venas que drenan hacia arriba desde el canal anal. Una teoría propone que es fuerza de las heces, especialmente heces duras, pasando por el canal anal que arrastra las almohadillas hemorroidales hacia abajo. Otra teoría sugiere que con la edad o una condición agravante, el tejido de soporte que es responsable de anclar la hemorroide al músculo subyacente del canal anal se deteriora. Con el tiempo, el tejido hemorroidal pierde su amarre y se desliza hacia abajo en el canal anal. Hay un hecho fisiológico que se sabe acerca de las hemorroides agrandadas que pueden ser relevantes para entender por qué se forman es que la presión es elevada en el esfínter anal, el músculo que rodea el canal anal y las hemorroides de comunicación. El esfínter anal es un músculo que nos permite controlar nuestros movimientos intestinales. No se sabe, sin embargo, si esta presión elevada precede al desarrollo de la hemorroide agrandadas o es el resultado de las hemorroides. Tal vez durante los movimientos intestinales, aumento de la fuerza se requiere para forzar las heces a través del esfínter apretado. El aumento de la fuerza de corte aplicado en el taburete de paso puede arrastrar hacia abajo la hemorroides y ampliarlas.

¿ Cuales son los síntomas de las hemorroides ?

Existen en el canal anal dos tipos de nervios, los nervios somáticos ( por debajo de la linea dentada ) y los viscerales ( por encima de la linea dentada ). Los nervios somáticos son capaces de sentir dolor y los nervios viscerales no sienten dolor, solo tensión y son como los nervios de los intestinos. Las hemorroides internas por lo general no causan dolor mientras están por encima de la linea dentada. Una hemorroide interna se hincha en el canal anal según el cojín anal sigue ampliándose. Cuando una porción de la mucosa del recto pierde su anclaje normal y sobresele del ano se denomina hemorroide interna prolapsada. El estreñimiento hace que las heces duras tengan que pasar por el canal anal creando un trauma. Este trauma puede causar sangrado y dolor al pasar las heces. El revestimiento que se ha desprendido tira del moco y humedece la piel y el ano. La humedad y la presencia de heces provoca purito anal ( picazón ), aunque es muy común el picor como síntoma de padecer esta enfermedad. El prolapso hemorroidal por lo general puede ser empujado hacia el interior y llevado a su sitio aunque después se prolapse otra vez con la evacuación siguiente. Si sobresalen del ano y no se pueden introducir mediante un pequeño empuje con el dedo hacia el interior, se le conoce como el encarcelamiento. Si esto sucede puede pasar que los vasos sanguíneos y los cojines anales puedan morir debido al corte de suministro de sangre y se convierte en gangrena la cual necesita tratamiento medico urgente. Por conveniencia en la descripción de la gravedad de las hemorroides internas, muchos médicos utilizan un sistema de clasificación:

  •  Primer grado : Las hemorroides que sangran pero no prolapso.
  •  Segundo grado : Las hemorroides prolapso y que retractarse por su cuenta (con o sin sangrado). 
  •  Tercer grado : Las hemorroides prolapso pero que debe ser rechazado en un dedo.
  •  Cuarto grado : Las hemorroides prolapso y que no se puedan empujar hacia adentro. Las hemorroides de cuarto grado también incluyen las hemorroides que están trombosadas (conteniendo coagulos de sangre) o que tirar mucho de la mucosa del recto a través del ano.

 Los síntomas de las hemorroides internas son distintos al de las hemorroides externas en general. Las externas suelen causar alguno de los síntomas típicos de las internas, Cuando se producen coagulos de sangre en las externas se conoce como trombosis. La trombosis causa en el ano un bulto muy doloroso ( zona de nervios somáticos ). Esta cuando se cura deja cicatrices y piel que sobrase por el ano.